Logo Lainformacion.com
< Armaggemovildón
La mejor jugada de ajedrez >

Tierra trágame: cómo África se parte en dos

grieta-valle-rift.jpg

Según NewScientist en los últimos días se ha abierto una grieta de 60 kilómetros de largo por 8 metros de ancho en la corteza terrestre, en la región de Afar, Etiopía (A).

La zona es conocida como el Gran Valle del Rift y corresponde a la fractura geológica producida por la fricción entre la Placa Africana y la Placa Arábiga. Vista desde Google Maps, son una serie de estrías de entre 3.000 y casi 5.000 kilómetros de longitud. Comenzó a formarse hace más de 30 millones de años, y previsiblemente será el punto de separación entre los continentes africano y asiático.


Mapa (parcial) de las placas tectónicas.

La creciente fisura se detectó inicialmente en septiembre de 2005, cuando el volcán Dabbahu (B) entró en erupción con gran violencia, acompañado de terremotos que azotaron buen parte de la región.

Este tipo de fracturas abiertas son habituales en la corteza terrestre, especialmente bajo los océanos. Pero esta tiene entusiasmados a los geólogos porque han comprobado que este tipo de grietas, que se producen cuando el magma queda atrapado en la corteza terrestre y al solidificarse actúa como una cuña, puede producirse en plazos de tiempo mucho menores de los que se pensaba. Además les permite asistir en directo al que probablemente sea el nacimiento de un nuevo mar -cuando la grieta alcance la costa y se inunde de agua.

Sin embargo, dado que este evento se produce a escala geológica nos quedaremos sin ver el final: llevará unos 4 millones de años hasta que la grieta alcance un tamaño similar al del Mar Rojo (335 km de ancho), que es también parte del Gran Valle del Rift y tiene su origen precisamente en una grieta abierta como la detectada ahora.