Por @Alvy — 5 de Junio de 2006

Confronting the EvidenceConfronting the Evidence (también con eMule en HispaShare: Confrontando la Evidencia) es un vídeo documental de Reopen911.org sobre diversas teorías conspiranoicas del 11-S, tanto la «oficial» como las «alternativas». Me gustó esta definición jocosa que hace uno de los presentadores, dando a entender que todo, todo es mentira, empezando por la versión oficial. Este documetnal más o menos reciente me lo recomendó SunBurned por correo y la verdad es que tras haber visto unos cuantos de este estilo no está nada mal en comparación y es entretenido, a pesar de que dura unas tres horas (inglés con subtítulos en castellano). Es conspiranoico pero no en modo histérico, aunque trata prácticamente todas las teorías clásicas sobre las conspiraciones del 11-S de mano de expertos: que si no fue un avión lo que se estrelló contra el Pentágono, que por qué se derrumbó el Edificio 7 del World Trade Center, que si las Torres Gemelas fueron en realidad demolidas con explosiones, etc.

Uno de los expertos que aparecen en Confronting the Evidence es James Bambord, uno de mis autores «serios» favoritos sobre temas de seguridad y la NSA, autor de libros como Body of Secrets y The Puzzle Palace. Lo que sucede es que la presencia de Bamford es casi puramente anecdótica, porque explica algunos casos históricos bien conocidos en los que había planes de los servicios de inteligencia para hacer desaparecer gente en aviones y estrellarlos y luego echar la culpa a Fidel Castro y Cuba y cosas así (en la época de la Guerra Fría) pero eso, por sí mismo, no demuestra nada en realidad.

Lo cual incidentalmente me lleva a mencionar Operation Pearl, que me recomendó por mi amigo Lektu, un «escenario» publicado en el muy conspiranoico sitio Serendipity, que explica cómo pudieron haber sucedido los eventos del 11 de septiembre de forma totamente distinta a la oficial. La teoría de Operation Pearl es algo compleja pero entretenida de leer. Viene a decir más o menos que los aviones originales fueron desviados y enviados a un tercer aeropuerto, que fueron sustituidos en vuelo por otros aviones distintos, controlados de forma remota, y que esas otras aeronaves fueron las que realmente se estrellaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono (o bien fue un misil lo que impactó contra el edificio). Se trasladó a la gente de los tres aviones a otra nave, que luego fue derribada sobre Pensilvania por los cazas. Finalmente, los tres aviones originales se arrojaron por la noche al océano para eliminar las pruebas. Lo más curioso de esta teoría es el autor: A.K. Dewdney, quien durante años escribiera la columna sobre matemática recreativa en Scientific American, el discípulo de Martin Gardner, en cierto modo. Eso de por sí no da ninguna validez a su teoría, y desde luego no sabemos si es tan bueno en investigaciones forenses como en la divulgación de las matemáticas, pero no deja de ser curiosa la autoría, originalmente publicada en Physics911 hace ya tres años. A falta de más datos diría que el trabajo es un ejercicio medio realidad medio broma, ua explicación puramente hipotética de «escenarios que podrían haber sido en buena lógica» como se hace en ciertas simulaciones de juegos de guerra. (De pasó descubrí leyendo la biografía de Dewdney en la Wikipedia que es musulmán, cosa que desconocía. De todo se aprende.)

En ambos casos, tanto en los diversos testimonios de Confronting the Evidence como en Operation Pearl el hecho de que algo de lo que se narra se pudiera hacer no quiere decir que realmente se hiciera. Las eternas cuestiones de que para afirmaciones extraordinarias se requieren pruebas extraordinarias, y de que la navaja de Occam suele dar la explicación más sencilla (la oficial, en este caso) parece que siguen siendo aplicables en este caso. Y hay que recordar que una de las características de las «mejores» teorías conspiratorias es que tras revisarlas a fondo todas tienen esa propiedad del sería lógicamente consistente que hubiera sido así en mayor o menor medida.

En las páginas de ArcoIris.tv hay seis documentales más sobre el 11-S en la sección en inglés, y más de 350 vídeos en todo el site, sobre temas diversos, todos ellos gratuitos y descargables, en varios idiomas. Horas y horas de entretenimiento para el veranito que se avecina.

Actualización (8 de junio de 2006): Bueno, ayer vi finalmente Loose Change, 2nd Edition que me pareció bastante curioso y de calidad. Abunda en bastantes de las teorías conspiratorias más conocidas, sobre todo las del Pentágono. Añade detalles de Operation Pearl y sobre todo ha recopilado muchas imágenes y vídeos poco conocidos. También recopila momentos de televisión del propio 11-S, donde se hablaba de detalles a los que luego no se les ha dado demasiada importancia. El documental está excelentemente trabajado en cuanto a infografías, hay un montón de simulaciones del Boeing estrellándose contra el Pentágono, una enorme utilización de Google Earth para ir mostrando los diversos lugares de los sucesos y el montaje en general excelente. Se ve hecho con medios limitados pero el resultado es de calidad, es como una enorme sucesión de fotomontajes con «efecto Ken Burns», capturas de webs, Wikipedia y fotos de satélite de Google. Es bastante reciente y está planteado desde el punto de vista científico, dejando bastante de lado los asuntos políticos. Tan recomendable como Confrontando la Evidencia e incluso más.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear