Por Nacho Palou — 23 de Febrero de 2015

El astronauta Chris Hadfield igual te hace una demostración científica mientras orbita la Tierra en la Estación Espacial que mientras habita en algún lugar del lecho marino, en una instalación de entrenamiento previo a las misiones en el espacio localizada varios metros bajo el océano.

En este caso demuestra —o más bien demostró, porque el vídeo es viejuno pero está curioso— qué sucede si se abre una lata de refresco que ha sido previamente agitada en un entorno con una presión de más o menos 2,5 atmósferas —unas 2,5 veces la presión que hay sobre la tierra, a nivel del mar.

La explicación que se da en el vídeo dista de ser muy científica: «es física en movimiento, o el principio de Arquímedes, o la Ley de Boyle o algo. Si, o la Ley de Ohm o Pitágoras».

Básicamente lo que sucede es que la presión del entorno en el que está Hadfield (esos 2,5 bares) es parecida o incluso superior a la presión que se produce en el interior de la lata al agitarla, lo que arruina la explosión que sucede normalmente al abrir una lata en esas condiciones precisamente debido a la diferencia de presión que se crea entre el interior de la lata y el exterior —el ‘exterior’ que habitan la mayoría de los mortales.

Vía Holly Kaw.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear