Por Nacho Palou — 11 de Febrero de 2016

No es posible saber cómo será la Tierra dentro de 100 millones de años. Pero seguramente para entonces no quede rastro de los humanos.

El vídeo plantea la cuestión sobre qué registro quedará de nuestra civilización dentro de 100 millones de años y cómo será percibida entonces para un hipotético explorador que llegue a la Tierra.

El impacto que ha tenido el ser humano en el mundo en los 200 000 años desde que existe es mucho mayor que el que tuvieron los dinosaurios a lo largo de los 100 millones de años que lo habitaron. Y sin embargo en realidad sabemos muy poco sobre ellos.

Un explorador que indagase en el Antropoceno —la era que se discute comienza en algún momento entre el desarrollo de la agricultura y la Revolución Industrial— encontraría un montón de cosas raras: desde materiales que no existen en la naturaleza y de los que no hay rastro ni antes ni después del Antropoceno —como el plástico o el vidrio o capas de químicos de los fertilizantes— a un enorme desorden de fósiles de animales o de plantas. Una gran extinción de decenas miles de especies en apenas un suspiro geológico; materiales raros agrupados y extrañamente concentrados —en catalizadores de coches repartidos a lo largo de las antiguas carreteras—, y esos extraños restos de materiales y restos resultantes de las explosiones nucleares, para los que tal vez entonces un hipotético explorador nunca encuentre una explicación sobre su origen.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear