Por @Alvy — 21 de Febrero de 2013

Aunque no la Singularidad no llegue a tiempo no hay razón para creer que no podamos simular nuestra propia inmortalidad: una app llamada LivesOn analiza tus «me gusta» y tus «favoritos» y los simula después de que hayas muerto, recreando una especie de personalidad digital del más allá. Su lema: Aunque tu corazón deje de latir, puedes seguir tuiteando.

– Simulating the Singularity

Compartir en Facebook  Tuitear