Por @Alvy — 16 de Enero de 2006

Si agita hoy, con su aleteo, el aire en Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene.

Caos, La creación de una nueva Ciencia (James Gleick, 1988)

Compartir en Facebook  Tuitear