Por @Alvy — 3 de Junio de 2009

Descargarse 3.322 películas y un número indeterminado de canciones para uso particular o para intercambiarlas con otros usuarios de Internet sin ánimo de lucro no constituye delito.

– Juzgado de lo Penal 4 de Pamplona

Compartir en Facebook  Tuitear