Por @Alvy — 29 de Mayo de 2014

Sabemos que la máquina del tiempo es imposible porque ninguna multitud trató de registrarla el día que abrió la primera oficina de patentes.

– Andrés Diplotti

 

 

 

 

 

 

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear