Logo Lainformacion.com
< Beers & Blogs en A Coruña (bis)
El reloj de los números primos >

Microsiervos con comentarios cerrados

A partir de hoy Microsiervos tendrá, principalmente, los comentarios cerrados.

Esto quiere decir que las personas que nos leen ya no podrán enviar comentarios como hasta ahora, en «tiempo real» digamos, aunque sí que podrán hacerlo de otras formas (ver explicación al final) aunque en algunas anotaciones puede que se abran puntualmente.

Explicación

La explicación corta sería esta:

Últimamente el volumen de comentarios en las anotaciones que publicamos ha crecido de forma tremenda. No tenemos el tiempo necesario para gestionarlos como nos gustaría. Lo que gustaría es poder leerlos todos, contestar algunos, moderar los excesos para evitar insultos y discusiones inútiles, eliminar el spam, borrar los mensajes de los trolls que vienen a molestar y crear polémicas inútiles. Creemos que últimamente el nivel de «ruido» supera con creces el de la información interesante que aparece en los comentarios. A veces cerramos algunos hilos antiguos, pero eso no parece ser suficiente. Al final la relación entre lo interesante de una minoría de comentarios frente a lo no-tan-interesante de la mayoría (incluso dejando aparte el spam y los trolls) sencillamente no nos compensa. Es un tiempo que hay que dedicar que no tenemos. Mantener los comentarios abiertos siempre en todos los posts es un lujo que ya no podemos permitirnos.

La explicación larga sería algo así:

Al principio no había nada. Entonces hubo una gran explosión. Sugieron las primeras particulas subatóm... Bueno, probemos con algo no tan largo, pero con un mínimo de repaso histórico: Cuando este blog se creó (como saben los viejos del lugar al principio eran dos blogs) ni siquiera tenía comentarios. Luego se le añadió un sistema de comentarios, en aquella época Blogger no ofrecía todavía esa opción (sí: ¡hubo una época en que todos los blogs de Blogger no tenían comentarios!) Ese sistema llegó a almacenar más de 6.000 comentarios de los lectores a lo largo de varios años. A principios de 2005 cambiamos de Sistema de Contenidos a un sistema más ágil y flexible. Desde entonces en menos de un año hemos recibido más de 33.500 comentarios. Eso son unos cien mensajes al día de promedio, y subiendo. Algunos posts tienen literalmente cientos de comentarios. Comparativamente, vienen varios miles de personas cada día a leer Microsiervos, lo cual quiere decir que sólo una minoría (aunque muy activa) escribe comentarios. También es cierto que los comentarios algunas veces son excelentes complementos a los posts, y que todo el mundo puede leerlos, aunque no se anime a escribir.

En los comentarios que se reciben cada día hay de todo. Comentarios interesantes. Puntos de vista diferentes. Puntos de vista coincidentes. Gente despistada. Peticiones imposibles. Mensajes fuera de tema. Publicidad. Spam. Mensajes con ánimo de insultar o molestar. Flameos. Gente que comenta únicamente para dejar su URL y ver si alguien pincha en ella para ir a su blog. Trolls que vienen a molestar a los autores o a otros lectores (esto es especialmente desagradable). En fin, un poco de todo.

A medida que pasa el tiempo aumenta la desproporción entre los comentarios interesantes y los que simplemente no aportan nada o incluso hay que borrar. En algunas ocasiones hemos considerado que sólo uno de cada diez comentarios son realmente interesantes, porque añaden algo a las anotaciones, dan pistas o enlaces sobre sitios en los que leer más para aprender cosas, ver otros puntos de vista, indagar en ciertas informaciones, etc. La Revelación de Sturgeon podría confirmar este hecho, dado que si el 90% de cualquier cosa es basura, los comentarios en cualquier blog no van a ser menos.

El spam también ha sido un problema durante mucho tiempo. Aunque varios de los sistemas de protección de MT que hemos probado son estupendos bloqueando el spam, siempre hay alguno que se cuela. Hay que hacer limpieza, ajustar los filtros, estar atento a que no pase nada raro. A esto hay que dedicarle varios ratos al día. Solemos cerrar hilos

Los mensajes que no cumplen las normas de convivencia que planteamos para quienes quieren escribir el weblog también son un número importante que ha ido aumentando cada día: gente que se insulta, mensajes que atacan a las personas (y no a lo que dicen), anónimos con ganas de molestar, faltas de respeto, uso excesivo de palabrotas, un largo etcétera. Estos también los tenemos que editar o junkear, lo cual requiere su tiempo, aunque sea a ratitos. El problema es que si no se repestan estas reglas de convivencia entonces se produce un efecto en cascada: menos gente todavía las respeta y todo se vuelve más salvaje virtualmente. Hemos tenido que aplicar la Ley de Godwin varias veces (algunas de cachondeo, otras de verdad). Hay weblogs, foros y listas de correo totalmente desvirtuados debido a situaciones como estas, en los que la convivencia y el diálogo se torna imposible, donde la falta de respeto campa a sus anchas. Aquí no nos gusta que eso sea así.

El hecho de que Microsiervos haya crecido y crecido hasta ser uno de los blogs más leídos ten español también parece ser un imán para los trolls. Estos personajes son pocos pero muy molestos. Sobre cualquier tema atacan sin piedad simplemente para molestar, por satisfacer sus instintos más primitivos, normalmente ocultos tras el anonimato cobarde. Cuando tratamos algunos temas polémicos (incluso no tan polémicos) vienen a molestar a quienes escriben o comentan, buscando el enfrentamiento y provocar la crispación. Aunque hemos sido siempre implacables con los trolls, ignorándolos y archivándolos en la J de Junk, requiere también cierto tiempo luchar contra ellos. Y eso que en este blog no hablamos de política, uno de sus temas favoritos.

Al final la suma de todos estos factores implica un tiempo y dedicación importante para quienes gestionamos el blog. Nos quita a los editores un tiempo precioso que preferiríamos dedicar a otras cosas. Cosas que nos divierten y son más agradables que marcar spam, borrar a los trolls o reconducir una conversación desacarriada. Cosas que nos gustaría realmente hacer, como escribir más, leer otros blogs y tener más tiempo libre.

Tener comentarios en un blog es un pequeño lujo. Si el volumen y contenido es razonable, son estupendos. Si el volumen es enorme o el contenido deja de ser interesante (o incluso molesto), no tiene mucho sentido mantenerlos si uno no está a gusto con el resultado. Hemos decidido que ya no podemos permitirnos ese lujo, de modo que preferimos convertir Microsiervos en un blog principalmente sin comentarios. Lo de «principalmente» quiere decir que aunque por omisión los comentarios estarán cerrados en todos los posts, puede haber ocasiones especiales en las que alguno de nosotros decida abrir los comentarios porque el tema lo requiera, porque es una anotación donde se pide la participación de los lectores o por que le apetezca. Pero creemos que la mayoría de las anotaciones no tendrán los comentarios abiertos.

Los tres autores de Microsiervos hemos considerado desde hace varios meses esta situación y debatido los pros y contras, y finalmente hemos decidido que hacer esta es la menos mala de las soluciones, y la que preferimos en este momento. Lo cual no quiere decir que en el futuro tal vez cambiemos de opinión o las cosas se puedan hacer de otra forma.

A partir de ahora

Que Microsiervos no tenga comentarios abiertos no tiene por qué ser ningún trauma ni tiene por qué cambiar mucho el blog — aunque desde luego será un poco diferente hasta ahora. Muchísimos blogs del mundo no tienen comentarios. No es algo «obligatorio» que deba tener un weblog. Ahora Microsiervos será principalmente un «Blog sin comentarios», seguirá siendo un blog. Algunos de los blogs más populares del mundo, como Boing Boing o Scripting News no tienen comentarios o nunca los han tenido. Otros como nuestro admirado Kottke.org los abren o cierran dependiendo de los temas. Cada cual hace lo que le apetece respecto a esto. Escribir en un blog personal, por lo menos en este, es un hobby y cada cual lo hace como le apetece.

Los comentarios tampoco son la única forma que tienen los autores de un blog de interactuar con los lectores (si es que quieren hacerlo). Hay muchas otras formas que en Microsiervos hemos mantenido hasta ahora y que se mantendrán de modo que quien esté genuinamente interesado en conversar con nosotros pueda hacerlo. La única diferencia es que en vez de hacer clic en el botón «Enviar» en un formulario y que lo que quieres decir aparezca publicado automáticamente, se tendrá que utilizar otras vías. Algunas veces contestaremos y a veces no, dependiendo del tiempo que tengamos, de lo que nos apetezca y de lo interesante que nos parezca lo que los lectores nos cuentan. Estas vías de contacto son las siguientes:

  • Se pueden sugerir páginas, enlaces, temas sobre los que escribir en Microsiervos (normalmente, relacionados con los temas que solemos tratar, ver el menú principal) utilizando el Formulario de Contacto. También se nos puede escribir para cualquier otro asunto a través de ahí.
  • También se nos pueden sugerir páginas de las que hablar, nuevos weblogs, sitios web interesantes, porque su temática sea geek o porque simplemente porque crees que nos van a gustar, enviándonos un FOR:microsiervos desde Del.icio.us.
  • Si te gusta algo sobre lo que escribimos y quieres añadir algo más, dar tu punto de vista y tienes un blog, puedes escribir una anotación y poner un enlace a nuestra anotación original (al # enlace permanente que va en la fecha de cada anotación). Esto aparecerá tanto en los Trackbacks como en las referencias de los buscadores. Nosotros solemos leer todos los trackbacks que nos enlazan, es una forma de descubrir nuevos blogs y gente a la que le gustan los mismos temas. ¿No tienes todavía un blog y aun así quieres que la gente lea lo que dices? Te recomendamos considerar abrir tu propio blog, tardarás cinco minutos y es muy fácil.
  • Que no tengamos comentarios en Microsiervos no quiere decir que los autores no comentemos nunca más en nigún sitio. De hecho es probable que tengamos mucho más tiempo libre para escribir comentarios en otros blogs. Si escribes sobre algo que hemos publicado aquí y nos enlazas, podremos verlo automáticamente e ir a tu blog a añadir algún comentario si tenemos tiempo y nos apetece. Todos estos comentarios que hagamos por ahí pueden seguirse fácilmente a través de la Conversación Distribuida que montamos hace meses, que básicamente es un mini-blog en el que copiamos todo lo que comentamos en otros sitios para servirnos de archivo. Así que si quieres saber por dónde estamos escribiendo (aparte de aquí), también puedes leerlo ahí.
  • Hay otros weblogs donde se siguen y comentan los mismos temas de los que escribimos por aquí, donde sí tienen abiertos los comentarios y donde puedes ir a decir lo que quieras. Nosotros seguramente también leeremos esos posts y los comentarios que allí aparezcan. De hecho vamos añadir un enlace debajo de cada post a los «Blogs que enlazan aquí» de Technorati, que muestra una lista de páginas que enlazan a cada anotación. Es algo parecido a los trackbacks, que no funcionan del todo bien siempre (bueno, Technorati tampoco), y sirven para navegar por esas conversaciones cruzadas.
  • También puedes enviarnos correo eletrónico. Actualmente ya recibimos muchísimo correo y no podemos contestar a todo el mundo como quisiéramos, de hecho no todos los mensajes se contestan. No solemos contestar preguntas personales que no tienen mucho que ver con el blog, a veces respondemos en plan breve con enlaces a anotaciones ya publicadas, o algún enlace donde resolver alguna duda, pero algunas veces simplemente no tenemos tiempo de contesar. Si estás realmente interesado en comentar algo sobre lo que hemos publicado, enviános un correo (la dirección está en el formulario de contacto, que también puedes usar).
  • Además de todo esto, es probable que tengamos ahora mucho más tiempo libre para actualizar las anotaciones con una selección de los mejores comentarios que envíen los lectores, lo cual haremos según podamos. Esto es algo que antes hacíamos sólo a veces porque los comentarios servían para eso mismo, ahora puede que vayamos editándolos mencionando siempre el origen de los comentarios y añadidos. Esto pensamos que puede dar lugar a posts más interesantes, con más señal e información más relevante que un post seguido de muchos comentarios de los cuales sólo una mínima parte son realmente interesantes.

Aprovechamos de paso para agradecer sus aportaciones a los miles de personas que han enviado comentarios en todos estos años (en especial a los «habituales», ellos ya saben quiénes son) porque la verdad es que aunque tantos comentarios han sido intensos y no siempre agradable, también ha habido ratos muy divertidos.

Actualización: Marcos de Potrillos Locos nos recomienda poner un logo de Comment-Free Blog, pero tampoco es para tanto... ;-)

Las reacciones que nos han llegado sobre el tema de los comentarios han sido de lo más variadas, comprensión, tristeza, gente que explica que ha tenido que hacer lo mismo en algún blog/proyecto... un poco de todo. Scila, uno de los comentaristas más majos que hemos tenido, considera que los trolls han ganado la batalla, pero eso no es cierto. Los trolls son solo una parte de la situación, no el principal problema. En la anotación hemos explicado las múltiples causas con detalle, la suma de todo y la falta de tiempo son el problema. Wicho recordó en el hilo de Yogur Griego (uno de nuestros comentaristas favoritos) a los Talibanes, de los que nos habíamos olvidado: otros curiosos personajes que buscan cualquier fallo en cualquitar anotación (ya sea ortográfico, de expresíon, de rigor, de investigación, etc) y que también a veces resultan un poco pesados, por repetitivos o quisquillosos más que otra cosa. Hemos llegado a ver hasta Talibanes Gramaticales, el Talibán de la Hora GMT y cosas más extrañas... a veces resultaban incluso divertidos. (Nacho quiere hacer un post sobre ellos, por cierto, así que alguien tiene más ejemplos los puede mandar). Como también ha recordado de nuevo Wicho, tomar la decisión no ha sido nada fácil. Y no, no se acabó la conversación, simplemente cambia un poco de formato. Nacho también ha explicado por qué un blog sin comentarios sigue siendo un blog.

En eCuaderno una cita interesante con la que estoy muy de acuerdo:

Los comentarios no son la única, ni necesariamente la mejor, forma de interacción entre autores y lectores de weblogs y no formaron parte estructural del medio en sus comienzos.
José Luis también ha puesto una encuesta a ver qué opina la gente en general sobre los comentarios, abiertos, cerrados, moderados, etc.

Alex dio con una forma positiva de titular y explicar el cambio en pocas palabras: Nuevas formas de comentar en microsiervos. Ayer lo más complicado era acertar con el término exacto, y de hecho no nos convencía mucho el titular, porque no estamos en un modo Microsiervos sin comentarios sino más bien sin un tipo concreto de comentarios (el formulario típico), y muchas otras formas de conversación siguen abiertas como antes, probablemente más activas todavía. Por cierto que ya hemos añadido los enlaces a Technorati al pie de cada post, eso permite ver conversaciones de otros bloggers sobre los mismos temas. A ver qué tal funciona. Igual añadimos también los Bloglines Citations o BlogSearch Google.

Aunque Víctor al comentar sobre esto se ha centrado un poco en el tema de los trolls (que insisto, no ha sido el principal, sino uno de tantos), me gustaron muchas de las cosas que dijo en ¿Qué tipo de blogosfera queremos?:

La gestión de la comunidad y cómo escalarla es uno de los puntos débiles de cualquier sitio que atrae muchas visitas. El potencial de trolls aumenta con la popularidad. La gestión del civismo es un problema conocido y las soluciones técnicas no son la panacea, pero pueden ayudar, a costa, eso sí, de complicar la vida a la mayoría de usuarios civilizados (...) Pero, por desgracia, la paciencia de cada dueño es diferente y tiene unos límites y la experiencia nos dice que incluso con usuarios registrados, no nos podemos librar de los talibanes. en Les Blogs 2.0, Mena Trott nos preguntaba qué tipo de blogosfera estamos construyendo, si estamos siendo lo suficientemente responsables para hacer de la blogosfera un lugar suficientemente agradable como para que otras personas se animen a participar en La Conversación. Por supuesto, no quiero decir que debamos evitar las críticas, sino tratar de hacerlas lo más constructivas posibles. A priori, las opiniones no son respetables, solo las personas. Pero diría que no siempre es así, y de hecho, que es más práctico aprender rápidamente a aceptar las críticas y a ignorar a los trolls. Pero la cuestión sigue sobre la mesa: los incivilizados (no solo los trolls, sino los spammers) tienen en su mano destruir, mediante el abuso del anonimato que tan importante es para personas en peligro de ser encarcelados o penados por hacer uso de esa idea radical que es la libertad de expresión, un lugar que quizás sería muchísimo más interesante y rico si fuéramos menos agresivos.

Más: Enrique lo supo explicar casi mejor que nosotros: Los Problemas Crecen.