Por @Alvy — 2 de Agosto de 2017

Esta construcción de récord es una especie de puente en suspensión para caminantes que alcanza prácticamente medio kilómetro de longitud: 494 metros para ser exactos.

Tal y como cuenta este vídeo de Fortune el puente queda elevado unos 100 metros por encima del suelo en su punto máximo. Uno de los detalles más inquietantes que pueden apreciarse en las imágenes es que tiene sólo 65 centímetros de anchura, lo justo para que pasen un par de personas bien apretaditas.

La construcción conecta los caminos que llevan a las ciudades de Zermatt y Grächen en los Alpes suizos, de modo que lo que normalmente requeriría un paseo de unas 3 o 4 horas queda reducido a 10 minutos de agradable –y emocionante– ruta por las alturas.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear