Por @Wicho — 5 de Agosto de 2015

Algernon, Charlie, and I por Daniel Keyes

5 estrellas: la apasionante historia de una historia apasionante Algernon, Charlie, and I: A Writer's Journey. Daniel Keyes. Mariner Books. Inglés. 231 páginas.

Flores para Algernon fue publicado por primera vez como un relato corto en el ejemplar de abril de 1959 The Magazine of Fantasy & Science Fiction.

Pero Daniel Keyes era consciente de que por las limitaciones de espacio impuestas por la revista se le habían quedado cosas en el tintero, así que lo revisó y amplió hasta convertirlo en una novela que fue publicada por Harcourt en 1966 después de que hasta cinco editoriales la rechazaran.

Flores para Algernon se convirtió en un éxito, con casi millones de ejemplares vendidos, traducciones a veintisiete idiomas, adaptaciones a la televisión, al cine, e incluso tiene una versión como musical; de hecho es, con diferencia, la obra más famosa de Daniel Keyes.

En este libro el autor cuenta su historia como escritor en ciernes y cómo fue aprendiendo el oficio, y cuent, sobre todo, la historia de su relación con este relato a lo largo de los años; cómo distintas cosas que le iban sucediendo y de las que iba tomando nota como ideas para posibles historias o escenas fueron formando en su mente el germen de una historia que no acababa de cristalizar, hasta que un día un alumno suyo de una clase para chicos con necesidades especiales le dijo

Sé que esta es una clase para tontos, y quería preguntarle una cosa. Si me esfuerzo y me vuelto listo a fin de curso, ¿me pondrá en una clase normal? Quiero ser listo.

Esa pregunta de su alumno le hizo plantearse por primera vez que alguien con una inteligencia limitada pudiera ser consciente de ello, e hizo que por fin algo hiciera clic en su cabeza y que las piezas encajaran por fin: ya sabía qué historia quería contar.

Abandonando la novela en la que estaba trabajando en esa época Keyes se puso aquella misma noche a escribir un relato titulado The genius effect que terminaría por convertirse en el relato conocido como Flores para Algernon.

Keyes cuenta como lo fue puliendo, buscando la forma adecuada para que Charlie, el protagonista, contara su historia, e incluye además algunos primeros borradores de alguna de las partes del relato, lo que hace aún más interesante la historia del making of de Flores para Algernon.

Cuenta también como una vez publicado el relato corto seguía sintiendo la necesidad de contar mejor la historia de Charlie para hacerle justicia, lo que le llevó a tomar la decisión de convertirlo en una novela.

En ella incorporó muchas más de esas ideas que había ido acumulando a lo largo de los años y que se habían quedado fuera en el relato.

Unas personales, como por ejemplo cuando se dio cuenta del hueco que se estaba formando entre él, universitario, y sus padres, casi sin educación formal, o como cuando uno de sus jefes en uno de los empleos de verano que desempeñaba para pagarse los estudios lo ridiculizó delante de los clientes, otras vividas como testigo en su barrio, en el colegio, o en el instituto.

Claro que lo que él creyó que sería una tarea sencilla le llevó, sin embargo, casi cinco años de trabajo, para luego encontrarse con el rechazo de varias editoriales que, sobre todo, le pedían que cambiara el final, algo a lo que siempre se negó hasta que por fin encontró quien la publicara tal y cómo él la había concebido.

Cuenta también lo complicadas que pueden llegar a ser las cosas una vez que has conseguido publicar tu novela, pues no terminan ahí las complicaciones ni mucho menos: promociones, negociaciones para las distintas adaptaciones…

Y cuenta también cómo le afectó emocionalmente todo este proceso de meterse en la mente de Charlie y darle voz. Como dice Keyes refiriéndose al alumno que inspiró la figura de Charlie:

Donde quiera que esté, sea lo que sea lo que está haciendo, nunca olvidaré esas palabras que me dieron la llave para desbloquear la historia y la novela. Sus palabras han tocado decenas de millones de lectores y espectadores en todo el mundo. Y también han cambiado mi vida. Gracias a él, ahora soy mucho más listo que el día en el que nuestros caminos se cruzaron.

En definitiva, un libro muy recomendable para cualquiera que alguna vez haya pensado en escribir algo más que un tuit, y en especial si además eres fan de Flores para Algernon.

Que deberías serlo: Flores para Algernon es un libro que todo el mundo debería leer, aunque lamentablemente ahora mismo no parece haber una edición actual disponible –oficialmente– en español.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear