Por @Wicho — 8 de Febrero de 2007

El hacker y las hormigas. Versión 2.0 por Rudy RuckerEl hacker y las hormigas. Versión 2.0. 4 estrellas: bueno, pero con matices según el tipo de lector que seas Rudy Rucker. Ómicron 2006. ISBN: 849657525X. En inglés: Hacker and the Ants.

Jerzy Rugby es un hacker en el sentido tradicional de la palabra que trabaja como programador en GoMotion, donde su ocupación es desarrollar el software para un robot doméstico que la empresa quiera sacar a la venta, aunque se trata de un robot del tipo que normalmente asociamos con los robots de Isaac Asimov no del tipo Thermomix.

Como parte del desarrollo de este software ha ayudado a su jefe a programar unas hormigas virtuales que les han servido para desarrollar técnicas de computación evolutiva que les permiten evolucionar el software del robot de una forma que un desarrollo tradicional no les habría dejado.

Todo parece irle bien, al menos en su vida profesional, ya que lo cierto es que tiene más bien poca VidaPropia™ y no hace mucho que su mujer lo ha abandonado por un chef de sushi, hasta que un día descubre una de las hormigas que ha desarrollado en GoMotion ha «escapado» de su laboratorio de desarrollo y se ha colcado dentro de la consola de realidad virtual en la que desarrolla su trabajo desde casa, y a partir de ahí las cosas se van liando progresivamente hasta que Jerzy termina despedido de GoMotion y acusado de una serie de delitos de los que en realidad no es culpable.

En cualquier caso, tras ser despedido pronto consigue un trabajo similar y mejor pagado en otra empresa llamada West West que pretende sacar al mercado un producto similar al de GoMotion, aunque sus directivos no tienen problemas para utilizar métodos de dudosa ética, como por ejemplo robar el código desarrollado por otras empresas, para quemar etapas y así llegar los primeros al mercado.

Pero claro, las cosas se liarán de nuevo y Jerzy tendrá que ponerse las pilas de una vez por todas para ver quién está utilizándolo y por qué si quiere que su vida vuelva a la normalidad.

Así contada la historia de este libro no es especialmente original y responde perfectamente al esquema de «protagonista al que utilizan sin que se entere y que tiene que reaccionar y tomar la iniciativa para buscarse la vida», pero lo que lo hace diferente, al menos para los que trabajamos con ordenadores, es la cantidad de referencias al mundo de los programadores, hackers y demás especies, y empresas de alta tecnología que contiene.

Muchos podríamos identificarnos con lo que cuenta acerca de cómo un programador se acerca a un nuevo lenguaje o entorno de programación, la importancia de hacer funcionar el Hello, world correspondiente, la presión que supone el lanzamiento de un nuevo producto, las guerras de flameos en las que todos hemos caído alguna vez, o mosquearnos por la intolerancia e incomprensión generalizada ante el término hacker que hay en la actualidad tanto en el MundoReal™ como en el de esta novela.

Por contra, a pesar de que está Versión 2.0 se corresponde a una actualización de 2002 del texto original de esta novela, que es de 1993, en algunas cosas aún tiene un cierto sabor a antiguo, como por ejemplo en el hecho de que el pedazo de ordenador que utiliza Jerzy para trabajar desde casa inmerso en un mundo de realidad virtual se conecte a este mediante un simple cable telefónico o que algunos de los personajes puedan ganarse la vida vendiendo cintas de audio; en otras, sin embargo, el autor acierta de pleno, ya que habla de la «Biblioteca de Vídeos Totales del ciberespacio», que si no es lo que hoy en día es YouTube, que venga San Alan Turing y lo vea ;-)

En definitiva, un libro que como decía seguro que le gusta mucho a programadores y gente que trabaja con ordenadores, aunque puede pillar un poco de lejos a otro tipo de lector, y que al menos en la edición actual de Ómicron necesita un repasillo en lo que respecta a concordancias gramaticales, así que como geek reconocido y confeso le doy cuatro estrellas al libro, aunque probablemente sea más bien un tres estrellas o tres y media si lo de la informática y los ordenadores no es lo tuyo.

Y mil gracias a Pedro, que es quien hizo la traducción de esta nueva versión y me regaló un ejemplar del libro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear