Logo Lainformacion.com
< Resolver el cubo de Rubik, estilo Hulk
Los escurridizos efectos de la contaminación sobre la salud pública >

Los juegos de Mastropiero

Los juegos de Mastropiero por Carlos Núñez Cortés4 estrellas: Interesante para HELFDW Los juegos de Mastropiero. Carlos Núñez Cortés. Atalaya, 2007. ISBN: 9788483078112.

Carlos Núñez Cortés, como él mismo reconoce en la introducción de este libro, ha sido desde siempre el archivero de Les Luthiers, guardando recortes de prensa, programas de sus espectáculos, grabaciones, fotografías y todo tipo de recuerdos de los cuarenta años de historia del grupo cumplidos en 2007 y celebrados el 18 de noviembre de 2007 con un recital al aire libre con entrada libre y gratuita en Buenos Aires en el que se reunieron más de 120.000 espectadores.

Como no puede ser de otra manera siendo miembro de este grupo, al autor también le apasionan los juegos de palabras, por lo que cuando Vicente «Patrick» Rodríguez, fiel seguidor de Les Luthiers, le regaló el libro Verbalia de Màrius Serra, se le ocurrió que podía escribir un libro en el que se recogiera el uso de esos juegos de palabras en la obra de Les Luthiers.

Los juegos de Mastropiero es el resultado de esta idea, un libro que a lo largo de cuarenta capítulos, tantos como años tiene el grupo, trata de otros tantos juegos de palabras, explicando en que consisten, poniendo ejemplos de su uso en la literatura y/o la música hispanas, y más en concreto en la obra de Les Luthiers.

Cada capítulo termina además con un pasatiempos en el que, basándose en el juego de palabras descrito en el capítulo, se propone al lector su resolución, para lo que hace falta un conocimiento profundo de la obra de Les Luthiers, ya que se usan personajes, títulos y situaciones de sus números como claves de la solución.

Como remate del libro están una discografía y videografía oficiales completas del grupo y, afortunadamente, las soluciones a los juegos propuestos.

Un libro, sin duda interesante para los HELFDW, que lo disfrutarán sin duda, pero quizás menos para otras personas que no sigan a los discípulos de Mastropiero con tanta pasión.

DGAM.