Por @Wicho — 3 de Febrero de 2009

Man in the dark por Paul Auster2 estrellas: Parece que Auster s perdió a medio camino Man in the dark Picador, 28 de abril de 2009. 192 páginas. Inglés. ISBN: 0312428510. En español: Un hombre en la oscuridad.

Aviso: Esta reseña contiene un pequeño -o no tan pequeño- spoiler, así que si no has leído la novela quizás prefieras no seguir leyendo.

August Brill, tras perder a su mujer víctima de un cáncer y quedar prácticamente inmovilizado a causa de un accidente de coche vive en casa de su hija junto con esta y su nieta.

Los tres están asando por muy malos momentos en sus vidas, Brill por la muerte de su mujer, su hija porque su marido la ha abandonado, y su nieta porque su novio fue salvajemente asesinado unos meses atrás y ella se culpa de ello.

Para pasar las noches de insomnio Brill está escribiendo en su mente la historia de Owen Brick, un hombre que de repente despierta un día en unos Estados Unidos alternativos en los que las elecciones del año 2000 no dieron lugar a que George W. Bush renovara su mandato sino a una guerra civil y en los que los atentados contr las Torres Gemelas nunca ocurrieron.

La historia de Brick, contada por las noches, se va entretejiendo con la de Brill, y en un momento dado parece que Auster se las va a arreglar para que esos Estados Unidos alternativos se mezclen de alguna forma con los que conocemos y en los que vive Brill pero, y aquí es donde viene mi mayor frustración con esta novela, de repente es como si Auster se hartara de Brick y su historia alternativa o no supiera qué hacer con ella o como seguir adelante con la novela y termina con él rápida y bruscamente.

A partir de ahí se centra en Brill y su familia, en especial en la relación de este con su nieta y como poco a poco, a fuerza de compartir horas viendo películas y conversando van saliendo los tres del pozo en el que se encuentran y como parece que al fin podrán encarar sus vidas apoyándose unos en otros...

Pero con esto, en mi opinión, Auster nos toma el pelo a los lectores, ya que de golpe y porrazo como un tercio de la novela no es relevante ni pinta nada -y no entiendo las reseñas que circulan por ahí que dicen que esta novela va de unos Estados Unidos alternativos, se ve que los que las escribieron no se acabaron de leer la novela-.

Lo cierto es que el Auster de las últimas novelas está defraudándome un poco, ya que está dejando de sorprenderme y de engancharme con lo que leo; a ver si para la próxima remonta un poco.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear