Por @Wicho — 20 de Enero de 2014

Memecracia por Delia Rodríguez4 estrellas: muy interesante Memecracia por Delia Rodríguez. Versión Kindle.

Kony 2012, OLA K ASE, Nyan Cat, Amo a Laura, Forever alone...

A poco que te muevas por Internet habrá pasado por tu navegador, tu correo electrónico o, últimamemnte, tu Whatsapp, alguna de estas cosas, entre otras muchas.

Son memes, información que tiene como único objetivo reproducirse a si misma y pasar de mente en mente -aunque a veces nos quieran colar ideas creando nuevos memes o usando los ya existentes- y según Delia Rodríguez, la autora del libro, nos dominan.

Así, aunque haya memes buenos a menudo el barullo es tal que no tenemos manera de identificarlos ni quien nos ayude en ello -y menos los periodistas, profesión de Delia- y según ella vivimos en una Memecracia, aunque no seamos conscientes de ello.

Tomar distancia, saber por qué funcionan los memes y por qué fracasan una y otra vez los que intentan fabricar un viral es lo que nos propone la autora, con un montón de historias interesantes para ilustrarlo.

Además parece que queda esperanza, al menos según su manifiesto para guerreros del meme:

  1. Los memes se eligen.
  2. Deshacerse de los memes negativos y sintonizar los positivos es posible.
  3. Cada cual es responsable de los memes que emite.
  4. Cada ser humano es un punto de la misma red. Somos un inmenso tejido por el que circulan ideas.
  5. Simplificar es la palabra clave.
  6. Una mente clara es una obligación.
  7. Es imposible mantener una mente clara si se es bombardeado con memes constantemente.
  8. No existe separación entre cuerpo y mente.
  9. Vivir es atender a lo que decide uno, no los demás.
  10. La guerrilla funciona.La forma de hacer visibles los hilos de la Memecracia es dejar de ser consumidores y transmisores pasivos y denunciarla de forma activa.

Yo no sé si me creo que los memes nos dominen tanto, y algunas de las teorías que incluye Delia en el libro me parecen un poco cogidas por los pelos, aunque desde luego no le he dedicado tanto tiempo a estudiarlos como ella aunque los haya sufrido como el que más.

Pero en cualquier caso un libro muy interesante para cualquiera que forme parte del mundo y no esté en una burbuja de aislamiento sensorial sin cobertura de telefonía móvil ni WiFi.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear