Por @Alvy — 11 de Agosto de 2006

Permutation City, de Greg EganPermutation City. 5 estrellas: excelente Greg Egan. Inglés. 1994. Edición en castellano: Ciudad Permutación (1998). ISBN en español: 84-96208-36-2.

Había leído varias menciones y recomendaciones sobre esta antigua novela en diversos sitios, probablemente por su relación con los mundos virtuales estilo Matrix, el software y los autómatas celulares. También descubrí hace poco que existía en castellano (parece que agotada) y que PJorge era el traductor, aunque para entonces ya me había llegado el pedido desde Amazon UK y la he disfrutado en el inglés original.

Permutation City ha sido otra de las estupendas novelas que he leído este verano, probablemente la mejor. Cuenta la historia de un futuro cercano en el que la gente se escanea y clona/copia dentro de un software de realidad virtual futurista. De ese modo pueden «sobrevivir» a la muerte, dado que las Copias, que es como se denominan, han llegado a tener los mismos derechos que los seres humanos. Como poca gente puede permitirse hacerse copias, los ricos y poderosos son principalmente quienes se «copian» y siguen controlando sus empresas desde el entorno virtual. En realidad, todos ellos funcionan a menos «velocidad» que el tiempo real, tal vez entre 1/15 y 1/50, dependiendo de los servidores en que están instalados pero se utilizan interfaces especiales de retardo e incluso robots para que puedan interactuar con el mundo real. Algunos «corren» en una especie de servidor distribuido de la Internet del futuro, que subasta el tiempo de cómputo al mejor postor. Las descripciones de «cómo es el mundo desde dentro del ordenador» son geniales.

Además de todo esto y la historia del protagonista y algunas de sus muchas Copias, la novela cuenta la historia del Autoverso, una herramienta de investigación, a modo de autómata celular, que acaba siendo a su vez una simulación detro de la simulación. En el Autoverso sólo hay 32 tipos de átomos y unas reglas físicas simplificadas, una suerte de juego de la vida más potente, pero con reglas igual de simples. Uno de los personajes del libro consigue programar un mini-universo autocontenido, con la idea de demostrar que podría surgir la inteligencia… y donde realmente acaba surgiendo. Finalmente las Copias deben interactuar con los nuevos habitantes del Autoverso, incluyendo algunos interesantes momentos en los que esa nueva inteligencia se pregunta por sí misma y por sus creadores. Durante el transcurso de la novela hay tantos «niveles de realidad» que es fácil perderse, pero los interesados en los mundos virtuales, las simulaciones y cuestiones como «qué es la realidad» y cómo serían los ordenadores capaces de gestionar todo esto encontrarán la novela apasionante. Greg Egan, su autor, es de hecho un programador y tiene otras novelas bastante reconocidas en el mundillo de la ciencia ficción.

Hay otras reseñas de Ciudad Permutación escritas por Alejo de Gigamesh, Xavier en Nessus, Francisco en Ciencia-Ficción.com y en la Wikipedia en español.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear