Por @Wicho — 24 de Agosto de 2008

The dreaming void por Peter F. Hamilton3 estrellas: Se deja leer, pero poco más The dreaming void. Peter F. Hamilton.Del Rey 2009. 608 páginas. Inglés. ISBN: 034549654X.

De la cubierta:

3580 D.C. La Comunidad Interestelar se ha extendido por la galaxia a más de mil sistemas estelares. Una poderosa armada la protege de cualquier especie hostil - y para los ciudadanos de la Comunidad hasta la muerte ha sido vencida.

En el centro de la galaxia está el Vacío, un extraño universo artificial creado por alienígenas hace miles de millones de años. Para funcionar está consumiendo gradualmente la masa de la galaxia. Observada por sus antiguos enemigos los Raiel, la expansión del Vacío apenas puede ser contenida.

Cuando Inigo -que sueña con la dulce vida en el interior del Vacío- desaparece misteriosamente, sus seguidores se embarcan en una peregrinación, una peregrinación que los Raiel dicen que provocará una expansión catastrófica del vacío.

Aaron es un hombre cuya única memoria es su propio nombre. Todo lo que sabe es que su trabajo es encontrar al mesías perdido y detener la peregrinación.

Al mismo tiempo, un joven policía llamado Edeard empieza a desafiar la corrupción y decadencia que han envenenado la ciudad y está decidido a que sus conciudadanos vuelvan a conocer lo que es tener esperanza.

Space Opera de la dura, con tecnología a raudales que permite a los humanos hacer prácticamente lo que les da la gana tanto desde el punto de vista físico como desde el punto de vista biológico, lo que por supuesto ha hecho que aparezcan distintas variantes de humanos con intereses no siempre convergentes.

Pasan muchas cosas y hay un montón de personajes, por lo que en algunos momentos se hace complicado saber quién es quién y cuales son sus intereses y que estaba haciendo; además, la tecnología y la acción están muy por encima del desarrollo de los personajes, que son bastante planos...

Aunque claro, el problema puede estar en que en realidad más que el primer libro de una trilogía lo que parece es que a pesar de su extensión este libro es la primera parte de un libro que era demasiado largo como para editarlo en un volumen.

Se deja leer, pero tampoco estoy ardiendo en deseos de que salgan los siguientes dos para ver cómo termina el asunto, y este en realidad lo compré porque el pedido de Amazon con los que realmente me quería llevar de vacaciones no llegó a tiempo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear