Por Nacho Palou — 10 de Mayo de 2003

Voy a ser sincero con ustedes: Yo odio este lugar, este zoo, esta endogamia, esta blogosfera o como ustedes quieran llamarla. Ya no la soporto más. Quizás sea el olor, si es que existe. Estoy saturado por él. Noto… El sabor de su hedor.

Y siempre que lo noto, temo que de alguna manera me haya salpicado. Es repulsivo… ¿Verdad? Tengo que sacar mi blog de este lugar. Tengo que huir.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear