Por @Alvy — 7 de Junio de 2013

Este entretenido y simpático minidocumental explica algunas curiosidades de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, que principalmente recorre el paralelo 49 casi en línea recta.

¿Recta? Pues no: resulta que mirándolo más de cerca está compuesto de 900 pequeñas líneas en zig-zag que los topógrafos situaron cuando se definieron los límites exactos. La frontera sería una gran línea recta sin árboles (porque ambas naciones se cuidan mucho de mantenerla limpia, incluso en las zonas más remotas) si no fuera por ese pequeño detalle, algo que se puede apreciar especialmente desde las fotografías por satélite, Google Earth y similares.

En el documental además se explica el porqué de algunos de los extraños zigzags y recovecos que traza la frotera: lagos, ríos y otros accidentes naturales, junto con la definición un tanto laxa en tratados y acuerdos, definida por lo que llaman «la civilización de la época pre-GPS». Todo eso hizo que en esa frontera se dieran un gran número de casuísticas posibles: ciudades separadas por el límite fronterizo, pequeñas disputas por alguna isla ridículamente pequeña… en total, unos 8.891 kilómetros de historia.

Más al respecto: Canada & The United States (Bizarre Borders Part 2) y la primera parte: Bizarre Borders (Part 1).

La recomendación habitual si encuentras apasionante el tema: Fronteras, el blog definitivo al respecto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear