Por Nacho Palou — 15 de Febrero de 2016

Zona-Horaria-Universal-Coordinada
Zonas horarias (2015), Wikipedia

En The Washington Post, The radical plan to destroy time zones,

Rusia tiene actualmente 11 zonas horarias, mientras que China tiene una. Se cree que el desfase de la hora oficial española afecta a la productividad. Inexplicablemente, Nepal tiene una zona horaria desfasada 45 minutos.

A esto hay que añadir que Corea del Norte se sacó de la manga de la chaqueta de Kim Jong-un su propia zona horaria y ahora es algo así como GMT +8,5 — algo a medio camino entre las zonas horarias de sus países vecinos, China y Japón.

Como sea, todo este caos de zonas horarias lleva a la gran pregunta:
¿tienen sentido las zonas horarias? ¿No sería más razonable destruir todas esas zonas horarias y utilizar una única zona horaria universal? Dos preguntas a las que el economista Steve Hanke y el astrofísico Dick Henry tratan de dar respuesta en el artículo de The Washington Post.

En última instancia esto simplificaría muchos las comunicaciones, el comercio y los viajes a través de diferentes zonas horarias. Pero también requeriría cambiar cómo nos planteamos el tiempo. Con los relojes marcando la misma hora —en principio la actual UTC— en el mundo habría gente levantándose al mediodía y cenando a la 1 de la madrugada.

Un modelo a seguir sería el aplicado actualmente en China. China tiene una hora universal, la misma para todo el país (GMT +8), pero dentro de China cada zona regula su actividad y su rutina —caso el horario de trabajo— dependiendo de la hora solar, «combinando lo mejor de ambos sistemas», explican.

* * *

Hanke-Henry-Permanent-Calendar


Steve Hanke y Dick Henry son también los autores de la propuesta del calendario permanente, o el Calendario Hanke-Henry en el que todas las fechas son exactamente las mismas, año tras año: empezando por el 1 de enero que siempre caería en lunes (con el calendario permanente normalizado a internacional) el resto de fechas —tu cumpleaños, el día de navidad o el día que sueles cogerte las vacaciones de verano— caería siempre en el mismo día,

El de Hanke-Henry es una modificación del actual calendario gregoriano vigente desde 1582, el cual se estableció antes de saber que el año dura en realidad algo menos de los 365,25 días calculados previamente (ahí queda el dato: son 365,2422 días) y que requiere la corrección constante para evitar que el calendario pierda la sincronía con las estaciones del año.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear