Por Nacho Palou — 15 de Septiembre de 2015

La historia del vídeo de arriba la cuentan en Atlas Obscura, Found: A GoPro That Went to the Edge of Space And Got Lost for Two Years.

La grabación se realizó en junio de 2013 con una cámara GoPro colocada en un globo meteorológico soltado por unos chavales a unos 30 km del Gran Cañón. Además de la GoPro el globo llevaba un teléfono móvil. El plan era que una vez que el globo cayese a tierra el móvil, al recuperar la cobertura, enviaría un mensaje con su ubicación.

El problema es que el teléfono —junto con la cámara— cayó en una zona con muy poca cobertura y nunca llegó a enviar el mensaje. Los chavales no lograron recuperar la cámara –ni el teléfono— que dos años después, este verano, fue encontrado por un excursionista que paseaba por la zona y lo hizo llegar a sus propietarios — que han publicado ahora las imágenes captadas el día del lanzamiento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear