Por Nacho Palou — 10 de Mayo de 2012

A veces hay que ser un poco pillo, ta claro: según el artículo de Vanity Fair "Jumping Through Hoops", sobre la capacidad de Londres para albergar los próximos juegos olímpicos,

Cuando el COI iba a visitar Londres los organizadores sabían que el tráfico era uno de sus puntos débiles y no querían ver a los miembros del COI atascados, de modo que planificaron las rutas que debían seguir a través de la ciudad y colocaron GPS en todos los vehículos que iban a utilizar para seguir su posición. Desde el Centro de Control de Tráfico de Londres, donde además cientos de monitores muestran en tiempo real lo que recogen las cámaras de vigilancia, podían seguir el trayecto de cada uno de esos vehículos: «de modo que cuando veíamos que alguno de ellos se aproximaba a un semáforo lo poníamos en verde.»

(Vía Gizmodo.)

Compartir en Facebook  Tuitear