Por Nacho Palou — 23 de Septiembre de 2016

Photo 1465844880937 7c02addc633b

En The Economist, Why billions of dollars of goods are stuck at sea,

A finales de agosto la compañía surcoreana Hanjin Shipping, la séptima compañía de transporte marítimo del mundo, se declaró en suspensión de pagos. 66 de sus buques, cargados con 14.500 millones de dólares en bienes de todo tipo, se han quedado tirados en el mar. Ningún puerto del mundo quiere dejarlos atracar al tratarse de buques de una empresa en bancarrota, incapaz de pagar las tasas portuarias. Tampoco quieren que los acreedores soliciten el embargo de los buques y que éstos permanezcan meses ocupando espacio el muelle.

Los contenedores de mercancías cambiaron para siempre el comercio y los negocios aunque —igual que sucedió con las vacunas o el software— cuando se inventaron en los años 50 «pocas personas entendieron la importancia que adquirirían» en el futuro.

Año tras año el uso de los contenedores ha ido creciente por encima de lo que crecía la riqueza mundial, excepto en 2009 (por la crisis) y en 2015. Esta es una de las causas para la quiebra Hanjin: el año pasado por primera vez en medio siglo hubo más contenedores vacíos que ocupados.

Foto: Erwan Hesry / Unsplash.

Relacionados,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear