Logo Lainformacion.com
< Los hechos tras Fahrenheit 9/11
Ficciones >

Paranoia en el aire 4

Una de las medidas que tomó la administración Bush tras los atentados del 11 de septiembre fue la de crear una lista secreta de nombres de personas que no pueden volar, medida que ha creado problemas a muchas personas que han visto su nombre incluido en esta lista sin comerlo ni beberlo y sin que nadie les diga por qué están en la lista ni que puedan hacer nada al respecto para que los eliminen de ésta.

Está por ver, por supuesto, que esta lista sirva realmente para algo, pero en los últimos meses ha rozado realmente el ridículo al verse afectado el senador Edward «Ted» Kennedy, hermano de un tal John Fitzgerald Kennedy que igual te suena porque fue presidente de los Estados Unidos.

Por lo visto algún sospechoso de terrorismo utilizó alguna vez el alias T. Kennedy, con lo que los de la TSA no tuvieron mejor idea que incluir el nombre en la lista, lo que ha llevado a que el senador Kennedy haya tenido problemas para embarcar en varias ocasiones -hasta que viene algún responsable del aeropuerto o de la compañía aérea que lo reconoce y lo deja embarcar-.

El senador, que es un hombre con muchos contactos, ha tenido que llamar personalmente a los responsables de la TSA hasta en tres ocasiones para que eliminen su nombre de la lista, pero eso es algo que el común de los mortales no puede hacer, lo que ha llevado a la ACLU a iniciar un proceso legal para acabar con esta lista.