Por @Alvy — 12 de Octubre de 2017

A raíz del esperpéntico atraco en la perfumería de Sevilla el otro día una pregunta quedó en la mente de todos: ¿hubiera la dependienta salvado su vida de las balas al protegerse con el paquete de rollos de papel higiénico?

En la noticia cuentan que el desastroso atracador utilizó una pistola de fogueo. Pero si hubiera sido «de verdad» y hubiera disparado a través del paquete de rollos (en la imagen en 00:04) la respuesta es que no, no se hubiera salvado. Aunque por otro lado… Sí: es posible parar las balas si impactan en suficientes rollos de papel… aunque estemos hablando de un material tan suave y delicado.

Edwin Sarkissian hizo la prueba grabando un vídeo hace tiempo alineando unos 20 rollos de papel higiénico perfectamente en fila para ver qué sucedía al disparar una Glock a través de ellos. Youtube está lleno de vídeos con pruebas similares usando rifles y pistolas de todos los calibres; probablemente la Glock 19 de 9 mm es lo más parecido a lo que podría usar un atracador.

La física dice que «cualquier bala puede detenerse si se pone delante suficiente material», ya sea papel higiénico, papel de impresora o incluso agua – algo que ya aprendimos gracias a los Cazadores de mitos; de hecho sumergirse y bucear a 2,5 o 3 metros en una piscina permite estar a salvo de un disparo desde la superficie.

El disparo de la prueba es certero y el conteo de rollos permite ver que la bala atraviesa no solo 3, 4 o 5… sino hasta 13, 14 y 15 rollos de papel higiénico, que es donde queda parada la bala. Pero el rollo 16 está a salvo.

Suponiendo que la calidad del material es similar y teniendo en cuenta que la dependienta de la tienda de Sevilla tan solo utiliza un pack de Scottex de 16 rollos (12 + «4 gratis») en una orientación distinta –perpendicular– en la que tan solo hay el equivalente a 2 o 2,5 rollos entre ella y la pistola, el resultado en caso de haberse producido un disparo hubiera sido fatal.

Pistola lock vs Papel Higienico

El consejo pues, si alguien se ve en una estrambótica situación similar –nunca se sabe– es utilizar al menos 4 packs de megarollos en formato familiar, orientándolos en paralelo al cuerpo y apilándolos frente a la amenazante pistola. En esta disposición habría 4 rollos en fila por pack, es decir, 16 rollos en total, lo que aumenta notablemente la probabilidad de detener las balas. Eso supone prácticamente construir un fortín de papel higiénico, algo tosco pero efectivo.

Reconozcámoslo: no es tan elegante como lo hacía Neo en The Matrix pero al menos el papel higiénico te salvaría el culo. Literalmente y por partida doble.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear