Logo Lainformacion.com
< Sucedió en España - Tomo I
Genesis: el sensor se diseñó «al revés» >

Las tragaderas de los medios de comunicación

Hace unos días la agencia Europa Press difundió una información titulada Expertos ratifican el carácter parapsicológico de las "caras de Bélmez" mediante un experimento científico en la que la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas confirmaba la naturaleza paranormal de las dicho fenómeno, información que fue reproducida a lo largo de esta semana por diversos medios de comunicación.

Así, aunque en una primera lectura de titular podría parecer por fin alguien ha investigado en serio de los Bélmez como hace ya algún tiempo pedía Luis Alfonso Gámez en Bélmez, ¿habrá análisis científicos alguna vez?, mi radar anti-magufos empezó a emitir señales, y una rápida búsqueda de SEIP en Google y la consiguiente visita a la web de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas hacen que estas señales cada vez sean más fuertes.

Una nueva búsqueda sobre Pedro Amorós Sogorb, presidente de la SEIP, devuelve como primer resultado una página sobre el libro del señor Amorós titulado Psicofonías ¿Quién hay ahí? en la que se puede leer

Pedro Amorós Sogorb es ingeniero informático, y reconocido como una autoridad mundial en el campo de la investigación parapsicológica, especialmente en el terreno de la «Transcomunicación Instrumental». Fundador y presidente de la SEIP «Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas» y ponente en los más prestigiosos congresos internacionales, colabora activamente con universidades de todo el mundo y centros de investigación. Fue asesor del telefilm Expediente X, y miembro del SETI Institute, de la NASA «programa para la búsqueda de vida inteligente». En la actualidad dirige y presenta el espacio televisivo Noche de misterio, y es contertulio habitual de programas de radio y televisión de todo el mundo.
Afirmaciones que se ven desmontadas una por una en el post Las misteriosas voces del pasado... de Pedro Amorós de El retorno de los charlatanes, post al que se llega como segundo resultado de esta búsqueda.

Todo esto no hizo sino confirmar las sospechas que tenía acerca del estudio y de su fiabilidad, pero yo ya iba sobre aviso; el problema es que ninguno de los medios que reprodujeron la noticia hicieron este análisis ni nada parecido y se limitaron a reproducir la nota prácticamente de forma textual, y aunque no tengo ningún problema con que Amorós y la SEIP digan lo que les parezca -es más, me parecería muy triste que no pudieran hacerlo- creo que los medios deberían tener más cuidado con lo que publican.