Por @Alvy — 12 de Mayo de 2014

Sonytvsize

Tal y como cuenta la Chica de la Tele hay en Variety un interesante artículo de Jeffrey Katzenberg plantea un futuro cercano en el que la gente pague las películas y series «por pulgadas»: cuanto más grande sea la pantalla en la que las veas (teléfono, tableta, TV) más pagas.

En la práctica corriente cuanto más cerca de la fecha de lanzamiento quieras verla, más pagas. Y se pueden inventar muchas más fórmulas. Por ejemplo, ¿por qué pagar un partido completo de fútbol si solo quieres o puedes ver la segunda parte? ¿O los últimos 30 minutos? (Esto ya ha sucedido en la Liga española este mismo fin de semana).

Esto me recordó una historia que Nicholas Negroponte contaba en los tiempos de los pioneros digitales, acerca de cómo el sistema de pago-por-visión estaba mal concebido en algunas situaciones. Imagina un combate de boxeo: la gente paga tal vez 20, 30 o 50 dólares por ver el combate. Pero se paga lo mismo ya dure una hora y doce asaltos que media hora y cinco asaltos o incluso si el K.O. se produce en los primeros 10 segundos (esto era en los tiempos de Mike Tyson).

Negroponte proponía como ejemplo absurdo que quizá fuera más «justo» o «adecuado» para los espectadores por onza de sangre: según lo sangrienta que fuera la pelea y más salpicaran los púgiles la lona, más habrían de pagar los espectadores. Un poco inquietante la idea, pero lo importante es el concepto: que hay muchas formas de modelar los precios y cobrar por los contenidos que se disfrutan – ya sean películas o eventos en directo.

Katzenberg también da a entender –como ya hicieran Lucas y Spielberg– que el futuro de las salas de cine no está nada claro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear