Por @Alvy — 13 de Diciembre de 2007

Tal y como puede verse aquí:

Actualizar-Leopard

Me sucedió hoy instalando un Macbook Pro recien comprado, que venía con 10.4 y el disco del 10.5 para actualizar. Después de las dos horas largas de instalación desde el DVD al comprobar «Actualizar Software» aparecieron trece actualizaciones más, que en total suman medio gigabyte largo. Esto pasa Leopard de 10.5 a 10.5.1 con todos los parches y tuneos existentes hasta ahora, tanto para el sistema como para algunas de las aplicaciones que vienen pre-instaladas.

Hace cuatro años me parecía exagerado que una puesta al día del 10.2 tras varios meses fueran 250 MB, así que… vamos avanzando: con Leopard al cabo de pocas semanas de su lanzamiento ya hay que bajarse 550 MB para estar al día.

La velocidad de los servidores de Apple es excelente, y teniendo una conexión rápida en la oficina esto es simplemente un ratillo más de descarga y actualización. Pero no me quiero imaginar el sufrimiento y la espera de quien tenga que hacer las actualizaciones desde conexiones más lentas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear