Por @Alvy — 22 de Agosto de 2008

Pensé que había perdido un montón de mensajes de correo por un cambio que hice de POP3 a IMAP en mi buzón habitual de correo, pero resulta que, gracias a Jobs, no.

En Apple Mail me aparecían algunas carpetas (buzones) «aparentemente vacías» de color blanco, el resto normales de color azul. La verdad es que hasta ese cambio no había notado la diferencia, pero luego me di cuenta de que me faltaban mensajes.

En Blue and white Mail folders explained (Macworld) está explicado qué es cada cosa: las carpetas blancas contienen carpetas; las carpetas azules son normales y con mensajes. El problema es que el programa se hizo un lío y me dejó como blancas carpetas que contenían mensajes, por lo cual desaparecieron, no se podían ni localizar con el buscador Spotlight.

El truco fue convertir las carpetas blancas en azules, simplemente creando desde Mail nuevas carpetas (buzones) con idénticos nombres, en los mismos sitios que las originales. Fin del problema.

Aparte de eso tengo otra movida sin resolver que son mensajes que están en el buzón IMAP y me aparecen en un ordenador completamente en blanco (sin cabeceras siquiera) mientras en otro se leyeron bien, pero bueno, ya lo arreglaré.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear