Por @Wicho — 13 de Septiembre de 2004

Es demasiado bueno como para ser cierto, así que seguramente se quedará en vaporware, pero sería estupendo que QuickTransit, el producto del que habla este artículo de Wired, llegara a convertirse en un producto comercial.

Este software, al menos según dice su fabricante, Transitive Corp, permite que software desarrollado para una plataforma corra en otra cualquiera, sin apenas pérdida de prestaciones.

Todo esto suena enormemente a un emulador universal, o a algo muy parecido, aunque Transitive prefiere no usar este término y en su lugar dice que QuickTransit funciona mediante la «virtualización de hardware...» sea eso lo que sea, básicamente porque, en palabras de su CEO Bob Wiederhold

Cuando la gente piensa en emuladores piensa en cosas que son muy lentas.
Los que lo han podido ver en acción dicen que va muy bien y que es soprendente por lo transparente y efectivo que es; la demo es una versión de Quake III para Linux en un PowerBook.

De llegar a tener éxito, sería una auténtica revolución, ya que cada uno podría escoger su hardware y sistema operativo base para funcionar en modo nativo y luego utilizar QuickTransit para tener acceso a cualquier otra aplicación del mercado.

Por ahora han presentado versiones que corren sobre chips Itanium, Opteron, x86 y Power/PowerPC y dicen que ofrecerán versiones para practicamente cualquier combinación de procesador y sistema operativo. Además, QuickTransit es modular, por lo que al parecer se podrían añadir y quitar módulos según el procesador y sistema operativo según las necesidades del usuario.

Actualización 13 de septiembre de 2006: Apple ha sido la primera empresa en hacer uso de esta tecnología en un producto comercial, y con gran éxito a la vista del funcionamiento de Rosetta, un producto derivado de esta tecnología, en los nuevos Macintosh con procesador Intel (ver MacBook Pro - primerísimas impresiones y Una semana con el iMac Core Duo).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear