Por @Alvy — 1 de Diciembre de 2016

Apple Mail 10.1

Quienes trabajan con macOS habitualmente habrán experimentado de vez en cuando (es casi un ritual) el famoso crash de Apple Mail, la aplicación de correo. Ya sea porque no se cierra apropiadamente al salir, por algún «mensaje corrupto» que no llega desde el servidor de correo o por Dios sabe qué, cada arranque va seguido de un letal «La aplicación se ha cerrado inesperadamente» que ya no permite entrar ni hacer nada para solucionarlo.

Se puede intentar borrar las preferencias, e incluso utilizar las copias de seguridad de Time Machine, pero es un tanto tedioso y no siempre funciona. Eso mismo me sucedió hoy; por suerte encontré un buen y reciente artículo de Rick Cogley al respecto: Cómo arreglar los crashes y cuelgues de Mail.

La técnica consiste en forzar una reconstrucción de los índice de la base de datos de mensajes, algo que habrás visto hacer a macOS cada ve que se cambia de versión del sistema. (Por desgracia no se puede hacer con una combinación de teclas en el arranque, como con Apple Fotos).

La forma de llevarlo a cabo es simple:

1. Abrir una ventana de Terminal y teclear

cd ~/Library/Mail/V4/MailData
rm -rf Envelope\ Index*
rm -rf ExternalUpdates.storedata*

(V4 es el directorio si se está utilizando macOS Sierra, habría que usar V3 con El Capitan y V2 con Lion. Cuidadín que los rm -rf puede ser muy traicioneros.

2. Abrir la aplicación Mail, que mostrará una ventana de «Importación de Mensajes», como cuando se actualiza el sistema. Basta decirle que comience y lo reconstruirá todo tal y como estaba – carpetas, subcarpetas y demás incluidas, respetando tanto las locales como las de los buzones originales. (A un ritmo de unos ~100.000 correos en 15 minutos).

3. Haz un sacrificio ritual para agradecer el milagro.

Es una pena que la aplicación Mail en macOS sea un poco como el Explorer de Microsoft: el bastardo de la familia; algo impropio a estas alturas de la película, con más de 20 años a sus espaldas (!) Pero con el software heredado del pasado es lo que sucede a veces: que más valdría eliminarla para que deje de sufrir (y hacer sufrir a los usuarios) y empezar un buen cliente desde cero, o comprar cualquiera de los que hay por ahí.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear