Por Nacho Palou — 30 de Octubre de 2012

camaras-seguridad-anticipan-movimientos.jpg

Imagina que vas circulando por una calle de doble sentido y decides hacer una cambio de sentido por las bravas, en medio de la calle y saltándote la doble línea continua que separa ambos carriles. Alguien podría verte a través de una cámara de tráfico. O podría ser que nadie lo viera en ese momento.

Hasta que una de esas cámaras de tráfico está conectada a un software que puede predecir qué es lo siguiente que harán —o que deberían hacer— los objetos y las personas observadas. Y detectar comportamientos ilícitos o anómalos.

En ese caso harías saltar la alarma: el pronóstico de actividad esperaba que siguieses recto por esa calle, pero no es así. Así que el sistema detecta que hay un comportamiento que se sale de lo previsto. Y te pillan.

En teoría el sistema es capaz de detectar comportamientos aún más complejos. Por ejemplo «alguien que deja una bolsa o una maleta en el suelo, en un aeropuerto o una estación de tren, y se aleja de ella más de lo ‘normal’» también sería un comporamiento sospechoso para el sistema, que avisaría automáticamente al personal de seguridad.

Más en U.S. looks to replace human surveillance with computers, vía SlashGear.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones