Por @Alvy — 13 de Abril de 2004
Vía Boing Boing descubro que mi ídolo Bruce Schneier tiene un pseudo-blog en el que recopila sus ensayos -- hasta ahora sólo leía su boletín Crypto-Gram. El más reciente se titula A National ID Card Wouldn't Make Us Safer refiriéndose a una especie de D.N.I. que hay quien propone implantar en Estados Unidos y otros países.

Esto es curioso porque hace ver algunas de esas «diferencias internacionales»: en España los DNI son obligatorios desde el momento en que eres mayor y cumples 18 años (y opcional antes). En Estados Unidos y el Reino Unido, por ejemplo, no hay DNI: la gente utiliza normalmente el permiso de conducir como identificación. Bueno, en Estados Unidos no puedes beber cerveza en la calle pero sí llevar armas... y en el Reino Unido no tienen Constitución [escrita] [ver comentarios]... así que en cada país evidentemente las cosas son diferentes.

Lo más curioso son los argumentos de Schneier sobre por qué tener un DNI no hace que haya «más seguridad»:
- Los DNI son falsificables
- El 20% hay que reemplazarlos cada año (pérdidas/robos)
- La gente que los comprueba puede equivocarse
- Requiere la existencia de una base de datos central
- Esa base de datos puede romperse o ser saboteada
- El sistema costaría miles de millones de dólares
Algunas de estas apreciaciones son obvias: si se pierden hay que reemplazarlos; que los compruebe el empleado de la gasolinera no es igual de seguro que si lo chequea un Policía Nacional en el Aeropuerto; fabricar los DNI cuesta dinero... Pero por otro lado: si los pierdes tienes que pagar (unos 20 ó 30 euros, creo); y son más difíciles de falsificar que los carnets de conducir (que no dejan de ser un trozo de papel con una foto grapada).

En España vivimos con DNI desde hace décadas sin mayores problemas -- ¡juraría! No creo que seamos un país más o menos «seguro» por ello, pero si tuviera que apostar diría que es más seguro que Estados Unidos o el Reino Unido, al menos en lo relativo a la identificación de la gente cuando es necesario. Y tampoco creo que mi privacidad esté especialmente amenazada.

Y si de «seguridad» de los ciudadanos hablamos... yo me siento más seguro sabiendo que no todo el mundo puede llevar un arma por la calle y que no hay cientos de millones de armas en los hogares, como sucede en Estados Unidos.

A todo esto, me pregunto cómo hace un americano que no tenga carnet de conducir para identificarse cuando lo necesite. No sé... para votar, comprar una casa o encargar un arma con su tarjeta de crédito.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear