Por @Alvy — 22 de Abril de 2003

Según cuenta The Register en Office workers give away passwords for a cheap pen los organizadores de la feria Infosecurity Europe 2003 hicieron una encuesta informal, sobre una muestra de unos pocos trabajores, referente a un aspecto básico en lo que a seguridad informática se refiere — la contraseña de su ordenador.

Conclusiones estilo dilbert: un 90% de los encuestados reveló su contraseña a cambio de un bolígrafo barato. El 95% de los hombres y el 85% de las mujeres mostraban predisposición a revelar la contraseña con sólo pedírselo. Si en una batería de preguntas se incluía la que específicamente interrogaba cuál era su contraseña, en el 75% de los casos contestaban al momento y sin miramientos.

En este último caso si inicialmente rechazaron contestar a la pregunta pasaban a otra ronda de rudimentarias técnicas de ingeniería social en el que inicialmente no tenían que revelar la contraseña, sino tan sólo indicar en qué se basaba (es el nombre de mi hija) para con otra pregunta o através de otro y de manera indirecta (¿cómo se llama su hija?) pescar a otro 15% de los encuestados.

A esto se suma que el 80% de los encuestados afirmó que se llevaría información confidencial si se cambiase de trabajo y que el 75% si se encontrase un archivo con los sueldos de sus compañeros lo cotillearía para luego, en el 38% de los casos, compartirlo con el resto de la oficina.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear