Por Nacho Palou — 2 de Octubre de 2013

Qué smartwatch, ni qué smartwatch,... según el fabricante de relojes Bathys Hawaii lo que aparece en el vídeo es el prototipo de un reloj mecánicamente convencional pero que, en lugar de utilizar cristal de cuarzo para producir impulsos regulares y medir el tiempo utiliza Cesio 133 (al parecer éste Chip Scale Atomic Clock de Symmetricom), lo que lo convierte en un reloj de pulsera atómico de verdad, con una precisión del orden de un segundo cada 1000 años.

Cómo reconoce el fabricante,

En esta era GPS y smartphones estamos seguros de que se discutirá mucho sobre la inutilidad de llevar un reloj atómico en la muñeca. Que discutan, a nosotros nos mola.

Al fin y al cabo relojes atómicos usamos todos aunque de forma indirecta: ordenadores, teléfonos móviles y muchos relojes indican la hora según la obtienen de sistemas (GPS, redes de datos, señales de radio,...) que a su vez la consultan con los relojes atómicos que determinan qué hora es «en realidad».

Los relojes atómicos normales son mucho más precisos que éste de pulsera, tanto como un 1 segundo cada 50 millones de años en tierra y hasta 1 segundo cada 300 millones de años, se prevé, será la precisión del reloj atómico «Pharao» (si, ¡un nombre muy adecuado!) cuando esté en órbita en 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear