Por @Wicho — 7 de Noviembre de 2012

William Davis estaba a punto de aterrizar en la pista 17 del Aeropuerto Regional Noroeste de Texas cuando el tren de aterizaje de la Cessna 172 en la que volaba golpeó un 4×4 que pasaba por una carretera que está justo al lado de la cabecera de la pista.

Probablemente William iba demasiado bajo en su aproximación, probablemente el conductor del 4×4 ni se fijó en el stop que hay pintado en la carretera... ¡Para habernos «matao», oiga!

Afortunadamente todos pudieron contarlo, aunque William ha decidido que no seguirá volando, al menos no como piloto.

(Vía José Manuel SGP).

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo