Por @Alvy — 18 de Abril de 2013

Los usaban aviones comerciales como el Concorde y el Tupolev Tu-144, además de algunos otros aviones militares que necesitaban un puntito de «impulso extra»... por eso la idea de los aficionados de Flite Test de instalar postquemadores en un avión a radiocontrol (un Vampire Mk6) parece un poquillo... arriesgada por llamarla de alguna forma. Definitivamente algo que nadie debería hacer si no tiene gran habilidad y conoce los materiales.

Pero ahí queda el experimento, el efecto en vídeo y las fotos, a cual más espectacular. Incluso hay una versión extendida.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Molecube

EUR 16,52 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Almost Astronauts: 13 Women Who Dared to Dream

EUR 24,29 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Permutation City

EUR 27,00 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección