Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2010

Un fallo en el motor número 2 del Airbus A380 que realizaba el vuelo QF32 de Qantas seis minutos después de despegar lo obligó a volver al aeropuerto de Singapur, dónde realizó un aterrizaje de emergencia sin ningún problema. Ninguno de sus 440 pasajeros y 26 tripulantes ha resultado herido. Se trata del primer aterrizaje de emergencia de un A380

El avión involucrado es, al parecer, el VH-OQA, el primer A380 recibido por la aerolínea, ya a finales de 2008.

El avión del incidente llegando a Londres en junio de 2009
El avión del incidente llegando a Londres en junio de 2009

Este incidente, de todos modos, ha llevado a la aerolínea a decidir suspender los vuelos de sus seis A380 hasta aclarar lo sucedido: Statement on QF32 Air Return to Singapore - Aircraft has Landed Safely

El fallo no se ha limitado sólo a una pérdida de potencia, ya que como se puede ver en la imagen adjunta falta al menos parte del carenado del motor en cuestión.

Foto del motor averiado - AFP

De hecho, la caída de los restos de este sobre una isla cercana a Singapur llevó a que al principio aparecieran informaciones que aseguraban que el avión se había estrellado.

El motor que ha fallado es un Rolls-Royce Trent 900, diseñado específicamente para el A380.

Actualización: No sólo el motor número 2 resultó afectado, sino que el ala también, como puede verse en este vídeo grabado por un pasajero, en el que además se oye al comandante informar a los pasajeros de que la situación está controlada y de que tras verter combustible, lo que es necesario para que el avión no aterrice con un peso superior al permitido, van a volver a Singapur:

El País tiene una galería de fotos del incidente en Aterrizaje de emergencia del Airbus A380 en la que se ve tanto el estado del motor y del ala afectados como los restos de carenado recogidos en la isla de Batam.

Singapore Airlines, que también usa motores Trent 900 en sus A380, ha anunciado que en concordancia con las instrucciones recibidas por parte de Airbus y Rolls-Royce va a realizar comprobaciones técnicas en sus aviones. Esto hará que sus operaciones se pueden ver retrasadas, y de hecho en un par de casos han utilizado Boeing 777 para evitar retrasos demasiado grandes, pero no los han parado.

Lufthansa, que es la otra aerolínea que ha escogido esta motorización, por ahora no indica nada en su web, aunque según cuenta El Mundo la aerolínea habría decidido también llevar a cabo estas revisiones sin parar la flota.

Un fallo como este en un motor, aunque afortunadamente no es habitual, es algo que está previsto, y de hecho mucho antes de colgar cualquier motor del ala de un avión se hacen ensayos de este tipo de fallos, como se puede ver en este vídeo, en el que precisamente se prueba un Trent 900.

Ningún motor recibe la aprobación de las autoridades pertinentes si no es capaz de soportar una explosión interna sin que sus componentes salgan disparados en todas las direcciones, convirtiéndose así en un peligro para el avión que lo monta y sus pasajeros.

La pregunta que se me viene a la cabeza es por qué se le está dando tanta importancia a este incidente y si hubiera salido en todos los telediarios si el avión afectado hubiera sido otro.

Más actualización: En una curiosa coincidencia cósmica, al día siguiente de que este A380 tuviera que volver a Singapur, un 747, también de Qantas, sufría un problema similar, teniendo también que volver a Singapur... Y recibiendo muchísima menos cobertura en los medios.

Y aún más actualización: Rolls-Royce admite la falla de su motor Trent 900 en el incidente de Quantas, que según dice está limitada a este modelo concreto. Al parecer se debe a un defecto que provoca una pérdida de aceite, que acaba por incendiarse.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea ya ha emitido la orden pertinente para que se hagan las inspecciones pertinentes en los motores en servicio para detectar a tiempo este tipo de fallos, que en caso de aparecer suponen la retirada del servicio del motor.

Rolls-Royce, por su parte, trabaja en las modificaciones necesarias para eliminar este problema en el Trent 900.

La pregunta ahora es, ¿quién paga los platos rotos por la mala prensa que recibió Airbus a causa de este incidente, aún cuando la culpa no era suya?

Y más actualización, en junio de 2011: Rolls Royce pagará a Qantas 100 millones de dólares por la explosión del motor, aunque el A380 implicado en el accidente aún está en Singapur para ser reparado, reparación que se calcula que supondrá unos 107 millones de dólares.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Transition

EUR 5,49

Comprar


I Am a Strange Loop

EUR 3,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección