Por Avión Revue — 6 de Marzo de 2009

pregunta de Juan A. Sánchez (Madrid)

La fuerza del motor y las pequeñas aletas son suficientes para mantener un misil en vuelo controlado

La mayoría de los misiles no disponen de superficies de sustentación y estabilizadoras como los aviones. A lo sumo disponen de unas pequeñas aletas que actúan como timones para dirigir el vuelo hacia el blanco. En el caso de un misil, la fuerza aportada por los gases que salen por su tobera al quemarse el combustible, no sólo sirven para impulsarlo, si no para mantenerlo en el aire, con ayuda de esas aletas.

Pensemos que, cuánto más rápido va un objeto, sus superficies de control deben moverse menos para lograr el mismo efecto, y por eso, en un misil que puede moverse a dos o más veces la velocidad del sonido, esas pequeñas aletas son suficientes. Sólo los misiles de muy largo alcance tipo crucero suelen disponer de algún tipo de ala que ofrece una mínima sustentación durante el vuelo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD