Por @Alvy — 6 de Agosto de 2009

Volandosincabina

Cuando sacas la mano y la velocidad es de unas dos veces la velocidad del sonido, se te calientan debido a la inmensa fuerza de la fricción.

La historia completa la cuentan en Russian Jet Cabrio Flight (procede de los siempre divertidos y recomendables posts de English Russia.) Al parecer para una película rusa sobre cazas a reacción, en la que en una escena debían volar con el techo abierto. Decidieron contratar a un piloto para «hacer un poco el cabra».

El piloto explicó que lo peor no era el calentamiento -aunque fuera hacía un frío intenso porque era invierno- sino el tremendo ruido que había y que no le permitía oir nada de nada, y apenas las instrucciones que le hacían llegar por radio.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD