Por @Wicho — 23 de Marzo de 2005

Un reciente estudio del que da cuenta Nature podría estar a punto de poner patas arriba una de las premisas básicas de nuestro conocimiento sobre la genética, pues aunque se supone que cada ser vivo recibe su información genética de sus progenitores los resultados de este estudio parecen indicar que el berro es capaz de recuperar la información genética de sus abuelos bajo ciertas condiciones: Cress overturns textbook genetics.

No se sabe muy bien qué activa este proceso ni dónde se almacena esa copia de seguridad de la información genética, aunque los autores del estudio especulan que podría ser en el ARN.

Las posibilidades de un mecanismo así son realmente intrigantes, pues de ser capaces de descubir como activar este mecanismo a lo mejor podríamos llegar a utilizarlo como remedio para corregir mutaciones dañinas.

En cualquier caso, primero habrá que confirmar estos resultados que seguro que levantan polémica.

(Vía BoingBoing.)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo