Por @Alvy — 12 de Agosto de 2013

Aquí puede verse cómo crear nitrógeno sólido a partir de nitrógeno líquido. La cuestión es ¿cómo enfrías algo qua ya está tan sumamente frío?

El truco es usar una curiosa propiedad de estos elementos: a medida que se hace disminuir la presión sobre un líquido llega un punto en el que se evapora. En el vídeo puede verse una primera demostración con agua, a la que le sucede lo mismo si la presión es lo suficientemente baja. Curiosamente esto hace que el agua líquida restante se enfríe – una curiosa paradoja consistente en algo así como enfriar agua evaporándola.

Aquí se hace algo parecido empezando con nitrógeno líquido, que al bajar la presión comienza a evaporarse a unos -210 °C.
Los efectos a partir de 03:20 son especialmente divertidos. Aunque el «humo» resultante se parece al que se utiliza en espectáculos, discotecas y túneles del viento en realidad las máquinas de humo y niebla emplean glicerina que resulta más simple para trabajar con ella.

Recordatorio: el 78 por ciento de lo que respiras es nitrógeno, tan solo el 21 por ciento es oxígeno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Electric State

EUR 31,19 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Natural History of Selborne

EUR 0,00

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección