Por @Alvy — 4 de Abril de 2006

Una de esas maravillas que interrelaciona el mundo de la naturaleza con las matemáticas: Cómo encontrar la sucesión de Fibonacci en los girasoles y las margaritas. 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34… y ya es primavera. Cada número es la suma de los dos anteriores. Algo más sobre la Sucesión de Fibonacci en la Wikipedia.

Margarita FibonacciAlgunas flores, como los girasoles y las margaritas, son en realidad inflorescencias, formadas por muchas flores diminutas, apretadas y apiñadas. Presentan unas características geométricas interesantes, ya que a simple vista se puede observar líneas curvas que se forman debido a la disposición espacial de las flores (…) Llama la atención cómo mediante un procedimiento tan sencillo se puede dar lugar a una geometría tan compleja como bella. Además es muy útil para la planta, ya que le permite empaquetar las semillas de manera muy eficiente, apiñando el máximo de semillas en el mínimo espacio.
(Vía Juegos de Ingenio.)

Actualización: Navi nos recuerda que en TecnoBlógico también hablaron del tema (y del número áureo) en Investigando la serie de Fibonacci y «el número de oro», un artículo reciente.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Sobre la conciencia: Opúsculo

EUR 1,99

Comprar


Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros

EUR 11,87

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección