Por @Alvy — 9 de Agosto de 2011

No es un fake, ni tampoco una máquina de antigravedad como dice de cachondeo el protagonista del vídeo: son potentísimos imanes de neodimio atravesando un tubo de cobre. El efecto físico que se produce mientras descienden se debe a la ley de Lenz y tengo entendido que también a las corrientes de Foucault.

Hace tiempo publicamos un vídeo similar y hay otros cuantos en YouTube. A pesar de todo, mi favorito sigue siendo el efecto visto con un equipo de resonancia magnética –eso sí que es un campo magnético pata negra– que dejaría boquiabierto al mismísimo Tesla.

(Vía Megeekcanos.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD