Por @Wicho — 28 de Marzo de 2004
Casi tres años después de un primer intento que fracasó la NASA consiguió ayer alcanzar una velocidad siete veces superior a la del sonido con el avión no tripulado X-43.

Con ésto no sólo han establecido un récord de velocidad, sino que además es la primera ocasión en la que un scramjet, un motor que quema hidrógeno pero que a diferencia de los cohetes tradicionales obtiene el oxígeno necesario para la combustión del aire en lugar de cargar con él, impulsa un vehículo a velocidades hipersónicas.

Aunque las aplicaciones prácticas -de llegar a haberlas- están todavía a años de distancia en el futuro, podrían suponer vuelos de larga distancia mucho más cortos e incluso un acceso más barato al espacio, aunque para esto último habría que alcanzar velocidades mucho mayores.
Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Four Colors Suffice: How the Map Problem Was Solved

EUR 21,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección