Por @Wicho — 6 de Noviembre de 2018

Si hoy mismo descubriéramos un asteroide en rumbo de colisión con la Tierra de esos que pueden hacernos mucha pupita lo cierto es que no podríamos hacer nada para evitar ese impacto. Pero casi peor que eso es que lo más probable es que aunque dispusiéramos de la tecnología para desviarlo es altamente probable que se nos hubiera pasado su existencia hasta que fuera demasiado tarde.

Y es que aparte de que muchos asteroides son difíciles de ver ya sea por su tamaño, porque su superficie es muy oscura, o por una combinación de ambos factores aunque hay varias iniciativas para intentar localizar objetos cercanos a la Tierra ninguna de ellas tiene los recursos para observar todo el cielo cada noche.

Pero desde hace unos años la Agencia Espacial Europea está trabajando en la creación de una red de cuatro telescopios –dos por hemisferio– capaces de detectar objetos con un tamaño mínimo de 40 metros al menos tres semanas antes de su impacto con la Tierra que serían capaces de explorar todo el cielo cada noche.

Son unos telescopios un tanto peculiares, pues montan 16 pequeños subtelescopios que son equivalentes a un telescopio con un espejo de un metro con un campo de visión de unos 45 grados cuadrados, equivalentes a unas 170 Lunas vistas desde la Tierra. Esos 16 telescopios le han valido el nombre de FlyEye, ojo de mosca, porque recuerdan precisamente a los ojos multifacetados de los insectos.

El primero de estos telescopios está siendo terminado de probar en Milán y la ESA acaba de anunciar que ya ha escogido lugar para montarlo: el monte Mufara, de 1.865 metros, en Sicilia.

FlyEye en Sicilia

El objetivo es que entre en funcionamiento en 2019 ó 2020 y, si funciona como está previsto, que se vayan añadiendo los otros tres sitios a la red lo antes posible.

Eso sí, al ser un telescopio (o cuatro) instalados en la Tierra no pueden ver objetos muy cercanos al Sol, así que nada quita para que pensemos en algún complemento para poder cazar asteroides potencialmente peligrosos desde el espacio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear