Por @Wicho — 29 de Septiembre de 2022

En estos instantes el telescopio aerotransportado SOFIA hace su último vuelo como instrumento científico. SOFIA, de Stratospheric Observatory For Infrared Astronomy, Observatorio estratosférico para la astronomía infrarroja no es ni más ni menos que un telescopio de 2,5 metros montado en un Boeing 747SP convenientemente modificado.

SOFIA es un proyecto de la NASA y el DLR, el Centro Aeroespacial Alemán, que hizo su primer vuelo de ciencia el 30 de noviembre de 2010, aunque su entrada en servicio completo fue en 2014. Desde entonces ha completado los cinco años de su misión principal y ahora estaba en una misión extendida de tres años que termina mañana.

SOFIA visto de lado en tierra frente a un cielo anaranjado
SOFIA en tierra al atardecer antes de un vuelo de observación desde Christchurch, Nueva Zelanda, el 5 de julio de 2018 – Nicholas A. Veronico

La característica distintiva de SOFIA es que a los 12.000 metros de altitud a los que vuela deja por debajo casi todo el vapor de agua de la atmósfera terrestre. Eso le permite observar aproximadamente un 85% del rango infrarrojo, que de otro modo es absorbido por la atmósfera en mayor grado cuanto más cerca del nivel del mar estás.

Pero desde hace un tiempo se venía cuestionando su productividad frente a los costes de operación. Y cuando el más reciente Estudio decenal de ciencias planetarias y astrobiología, más conocido como Decadal Survey, recomendó retirarlo definitivamente. El informe, que incluye recomendaciones para la NASA acerca del futuro de la astrofísica estadounidense, es bastante influyente. Y en este caso tanto la NASA como la DLR estuvieron de acuerdo. Lo cual tiene bastante lógica desde la entrada en servicio del Telescopio espacial James Webb, un telescopio de infrarrojos que puede observar el cielo 24/7.

Así que cuando SOFIA aterrice hoy, no volverá a volar nunca más para «acer la cencia». Pero los datos que ha obtenido a lo largo de estos años seguirán disponibles para futuros análisis y serán su mejor herencia. Aunque es de esperar que termine expuesto en algún museo para poder ser visitado.

Está en Twitter como @SOFIAtelescope.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo