Por @Alvy — 18 de Julio de 2018

Lo mejor de este vídeo de los vehículos GXV-T de la agencia DARPA es sin duda este vehículo equipado con el sistema METS: Multi-mode Extreme Travel Suspension («Supensión de Viaje Extrema Multi-modo»). [En 2:50].

Se trata de un sistema desarrollado por Pratt & Miller para desplazar el vehículo por terrenos muy accidentados, con piedras, baches tremendos o laderas empinadas. El objetivo es mantener la cabina del vehículo en horizontal y que los ocupantes viajen cómodos. Las ruedas son de 20 pulgadas (50 cm) y la suspensión de unas 4 a 6 pulgadas (15 cm) aunque lo más llamativo es que cuenta con un sistema extensible de suspensión de casi dos metros (110 cm hacia arriba y unos 80 hacia abajo) que es independiente para cada rueda.

Como puede verse en las imágenes la orografía del terreno le resulta bastante indiferente a los trastos equipados con esta suspensión: van prácticamente en horizontal y con pocos vaivenes ya atraviesen montículos, laderas inclinadas o ambas cosas a la vez – sitios por los que un vehículo convencional las pasaría canutas si quisiera circular.

El resto del vídeo muestra otras tecnologías, como la de las ruedas que cambian de forma que ya comentamos por aquí el mes pasado, otra de una especie de visión aumentada (que combina cámaras y lidar) que permite que los ocupantes vayan metidos en una especie de coche-jaula a prueba de balas y hostilidades similares mientras lo conducen con ayuda de las cámaras, como si tal cosa. También hay sistemas de visión para terrenos sin señalización –caminos de cabras, vamos– que ayudan a la conducción.

Todo esto lo desarrolla la agencia militar estadounidense dedicada a las tecnologías más avanzadas, en principio para «mejorar la capacidad de supervivencia» de quienes van en estos vehículos aunque en el futuro, quizá, tengan otras aplicaciones civiles, como ha pasado más de una vez.

(Vía Spectrum.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear