Por @Alvy — 9 de Diciembre de 2018

¡Dios mío! Jorge García se entretuvo en añadir algunos efectos visuales con After Effects a esta prueba de velocidad de un Tesla Roadster con resultados tan apropiados como espectaculares.

El resultado no sólo dejan con la boca abierta, sino con la boca salivando y la sonrisa en la cara, como debe ser. Y es que eso de las «88 millas por hora» tiene es algo más que simbólico (si el coche va equipado con condensador de fluzo, claro).

Bonus: por los cuidados detalles como haber incorporado la secuencia en el teléfono móvil que está grabando, abajo a la izquierda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear