Por @Alvy — 9 de Diciembre de 2018

El vídeo está en tiempo real. Es un invento de un equipo del MIT llamado FastFFF (Fast Fused Filament Fabrication) y tal y como cuentan en 3ders es todo un avance en impresión 3D porque trabaja a una velocidad muy superior a la de los equipos comparables tradicionales, hasta diez veces más rápido.

Las limitaciones que han solventado para alcanzar tanta velocidad incluyen por un lado la velocidad de los mecanismos, por otro la fuerza con la que se puede transferir el filamento a través de la boquilla e incluso la velocidad de solidificación (porque hasta que no se seca no se puede colocar la siguiente capa).

La forma en que han diseñado el mecanismo de impresión es realmente ingeniosa, e incluye la incorporación de un láser calentador capaz de «mantener el ritmo» calentando el filamento y un chorro de aire para el secado rápido. Además de eso utilizando mejores materiales y motores más poderosos (tanto en potencia como resistencia) hacen que sea posible fabricar el mismo tipo de objetos 3D con filamentos plásticos pero mucho más rápido.

El prototipo de la FastFFF tiene un coste de unos 15.000 dólares (pero ha superado en las pruebas a modelos de impresoras comerciales de más de 100.000 dólares) y aunque todavía le quedaría mucho camino para poderse vender como gadget de consumo al menos es un avance.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear